Psicoterapia para niños en Oviedo y Gijón

La psicoterapia para niños y también para adultos, es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta y el paciente, con el propósito de mejorar la calidad de vida de este último, a través de un cambio de conducta, actitudes, pensamientos o afectos.

En nuestro centro de psicólogos, ofrecemos toda nuestra ayuda en diferentes ámbitos:

El Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (T.D.A.H.), presenta una serie de síntomas agrupados en tres áreas concretas:

  • Déficit de atención: el niño no termina sus tareas, pero no porque no sepa hacerlas, sino porque se cansa rápidamente y no puede mantener el nivel de atención necesario para realizarlas, le cuesta atender a los detalles, parece que no escucha cuando le hablan, no sigue instrucciones, tiene problemas para organizarse y se distrae fácilmente.

  • Hiperactividad: elevada energía, su comportamiento no tiene descanso. Se muestran inquietos, con movimientos de manos y pies, abandonan el asiento en clase o en otras situaciones en las que deben permanecer sentados, trepan o corretean en exceso en situaciones inapropiadas.

  • Impulsividad: falta de autocontrol en la realización de actividades potencialmente peligrosas para el niño o molestas para los demás. Interrumpen frecuentemente o se inmiscuyen en las actividades de los demás. Les cuesta respetar el turno y dan respuestas antes de que acaben las preguntas.

La intervención y tratamiento de la hiperactividad se desarrolla a partir de dos modalidades terapéuticas distintas y complementarias: tratamiento farmacológico y tratamiento psicológico.

La intervención psicológica que se lleva a cabo en nuestro centro consiste en un programa integral (mejora atención, modificación de conducta, escuela de padres, reflexividad, autoinstrucciones, relajación, habilidades sociales, etc.) que pone en marcha diferentes técnicas y estrategias. Algunas de ellas son específicas para el niño y otras están destinadas a entrenar y dar pautas a padres y educadores, tanto en el ámbito escolar como en el familiar.

Miedos y fobias

Muchos niños y niñas se ponen nerviosos y tienen miedo a distintas cosas: exámenes, animales, oscuridad, quedarse solos, ir a la piscina, que ocurra una desgracia, etc.
El miedo es algo normal e incluso es algo bueno, pues en la vida hay cosas peligrosas y necesitamos que nuestro cuerpo nos avise de ellas: tocar el fuego, manipular un cuchillo, etc. Pero a veces ocurre que para un niño existen muchas más cosas peligrosas que para otros niños e incluso cosas que son divertidas para otros (ir de excursión con el cole, quedarse a dormir en casa de un amigo, patinar, entre otros).

Nuestro equipo trata de enseñar al niño con esos miedos y temores el porqué le ocurren esas cosas y sobre todo que aprenda lo que puede hacer para solucionarlo y dejar así de tener miedo y ponerse nervioso.

Trastornos de conducta

La desobediencia, las rabietas y el negativismo constituyen algunos de los trastornos de conducta más habituales durante la infancia. Estos problemas pueden resultar muy perturbadores para los padres, ya que suelen suponer un desafío a su autoridad y control.
Los episodios de desobediencia, rabietas o negativismo pueden formar parte de un "desarrollo normal" del niño en ciertas edades, pero deberían ir remitiendo a medida que el niño se hace mayor, para finalmente desaparecer por completo. Para establecer el punto de corte entre la normalidad y la patología deben tenerse en cuenta la edad, su frecuencia y su gravedad.

Nuestro equipo de profesionales valorará cada situación para tomar las medidas correctoras y oportunas. La edad de aparición de dichas conductas, las circunstancias actuales que las provocan y las mantienen, la situación y relación familiar, son algunos de los aspectos a tener en cuenta.

Un recurso importante de nuestro equipo en el tratamiento de estos problemas es la opción formativa vía “escuela de padres”, que ayudará a los padres a entender el problema y a entrenarse en el uso de técnicas de modificación de conducta eficaces, consiguiendo así sentirse mejor y reducir el nivel de estrés familiar.


Dificultades de aprendizaje

Hace referencia a un grupo de alteraciones que se manifiestan en dificultades en la adquisición y uso de habilidades de escucha, habla, lectura, escritura, razonamiento o habilidades matemáticas. 

Consúltenos, identificamos la dificultad de aprendizaje y le ayudaremos a superarlas.

Timidez

Es un estado de ánimo que afecta las relaciones personales. En PSB Psicólogos damos tratamientos eficaces para superar las limitaciones del desarrollo social en la vida cotidiana.


La enuresis es la emisión involuntaria de orina durante el día o la noche. El control de esfínteres precisa del desarrollo y maduración del sistema nervioso central. La edad cronológica en la que se espera la continencia se estima entorno a los 4 años.

Si a esta edad el niño "se sigue haciendo pis" de forma involuntaria, durante dos veces a la semana un mínimo de 3 veces al día se dice que tiene enuresis.

Existen tres tipos de enuresis:

  • Solo nocturna: se define como emisión de orina solo durante el sueño, suele producirse durante el primer tercio de la noche.
  • Solo diurna: los episodios son por el día, principalmente a primeras horas de la tarde cuando se va al colegio.
  • Nocturna y diurna: es una combinación de los dos tipos.

Una detección y tratamiento rápido ayudan a mejorar la calidad de vida del niño influyendo en su autoestima y seguridad.

Fracaso escolar

Llamamos fracaso escolar al bajo rendimiento académico que no se corresponde con la capacidad del niño.

¿Por qué surge el fracaso escolar?

Son varios los factores que pueden tener como consecuencia esos malos resultados académicos, entre ellos destacamos:

  • Causas del propio estudiante: la motivación, ansiedad, técnicas de estudio, etc.
  • Trastornos específicos: déficit de atención, dislexias, disgrafias, etc.
  • Ambiente familiar.
  • Ambiente escolar.

En PSB Psicólogos destacamos la fase de evaluación como una de las más importantes. Determinar la causa de ese origen es primordial para adecuar el tratamiento.


Ansiedad infantil

A veces nos resulta fácil darnos cuenta de que nuestro hijo tiene ansiedad (caso de los miedos o fobias), sin embargo, en muchas otras ocasiones esto no es tan claro, sobre todo si el niño es pequeño y aún no sabe verbalizar sus emociones.

En esas ocasiones, la ansiedad se suele disfrazar de:

  • Pereza.
  • Falta de iniciativa.
  • Enfermedad.
  • Inseguridad.
  • Hiperactividad.

Entre las señales que nos pueden ayudar a saber si nuestro hijo está ansioso podríamos destacar las siguientes:

  • Alteración del sueño.
  • Llanto frecuente.
  • Hipersensibilidad a las negativas y críticas.
  • Conducta agresiva.
  • Presencia frecuente de dolores.
  • Conductas tipo tocar el pelo, mover los pies, tamborilear con las manos cuando realiza actividades sedentarias como hacer deberes, comer o ver la televisión.

Nuestro equipo le ayudará a interpretar esas señales y a dar la respuesta adecuada a las mismas; además, le enseñaremos a su hijo trucos que le ayuden a manejar su ansiedad y convertirla en una amiga.


Es un problema psicológico bastante frecuente tanto en niños como en adolescentes y se sitúa dentro de los trastornos del humor. Generalmente, si se detecta a tiempo la respuesta al tratamiento es eficaz y rápida.

La depresión infantil puede manifestarse de distintas formas:

  • Tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Llanto fácil.
  • Negativismo.
  • Baja autoestima (sentimientos de inutilidad, incapacidad, fealdad, culpabilidad, etc.).
  • Alteraciones del sueño.
  • Aislamiento o retraimiento social.
  • Problemas para relacionarse.
  • Rabietas.
  • Desobediencia.
  • Cambios en el rendimiento escolar.
  • Pérdida de la energía habitual (cansancio, menor participación en actividades, etc.).
  • Cambios en el apetito o en el peso habitual.

Para poder detectar este problema en un niño es importante prestar atención a su lenguaje no verbal y a su conducta, pues uno de los aspectos más llamativos serán los cambios en su comportamiento.

En PSB Psicólogos contamos con un equipo de profesionales que ayudarán no solo al niño a mejorar su ánimo, su autoestima y/o sus habilidades sociales, entre otros aspectos, sino que también ofrecerán a los padres pautas que les ayuden a afrontar el problema de la forma más adecuada.


A medida que crecen, en los niños y niñas empiezan a aparecer emociones de vergüenza y timidez, que dificultan sus relaciones con otros niños e impiden el desarrollo de sus habilidades sociales.

Existen distintos motivos por los que esa vergüenza y timidez, en principio normal, en algunos niños llega a ser un problema y a afectar seriamente su desarrollo social, lo cual repercute en otras áreas de su desarrollo (intelectual, motriz, escolar, etc.).

En PSB Psicólogos realizamos un análisis detallado de esas causas para poder ayudar a cada niño de forma individual y poder así enseñarle las estrategias adecuadas para superar esa timidez y vergüenza y llevar una vida social satisfactoria y estimulante.

Solicite nuestros servicios, somos su opción de confianza en psicoterapia para niños.


PSICÓLOGOS EN GIJÓN: 984 490 214

PSICÓLOGOS EN OVIEDO: 984 289 311

CONTACTA CON PSB PSICÓLOGOS.